miércoles, 8 de junio de 2011

Croquetas de jamón y pollo

Ingredientes para 3 personas:

Para la masa:

- 100 gramos de mantequilla para cocinar (sin sal)
- 100 gramos de harina blanca
- 90 gramos de jamón serrano en cubitos pequeños
- 190 gramos de pechuga de pollo cocida
- Leche desnatada
- Sal, pimienta negra y nuez moscada

Para el rebozado:

- Harina blanca
- Quely rallada (es como el pan rallado pero hecho a base de galleta) y mezclada con perejil picado. Ésta ya viene con la mezcla hecha, pero, en su defecto se puede usar pan rallado normal y se mezcla con perejil en polvo.
- 1-2 huevos batidos

Preparación:

1)- Ponemos todos los ingredientes, ya pesados y en distintos recipientes, bien a la mano. Más que nada porque, aunque no son complicadas de hacer, sí que es algo que se tiene que estar al 100% pendiente de la masa, de removerla constantemente para que no se pegue; así que nos será de mucha ayuda tenerlo todo al alcance de la mano.



2)- Cogemos una sartén grande y honda, a ser posible antiadherente, y ponemos a fundir la mantequilla.



3)- Cuando se funda, añadiremos el pollo y el jamón bien picados y lo dejaremos unos minutos, removiendo.



4)- A continuación, adadimos la harina y lo rehogamos bien. Es importante remover contantement para que se integre bien la harina con el resto de ingredientes.



5)- Entonces iremos añadiendo la leche, poco a poco, y sin dejar de remover. Lo haremos así: añadimos un chorrito de leche, lo removemos hasta que vuelva a espesarse. Entonces, añadimos otro chorrito de leche y vamos repitiendo el proceso.



6)- En cuanto a la cantidad de leche, yo cogí un cartón de litro y fui añadiendo leche, hasta que calculé que ya era suficiente. Pero, si por un casual, nos pasáramos con la leche y nos quedara muy líquido, podemos espesarla añadiendo un puñadito de pan rallado y removiendo bien.



7)- Dejamos volcar la masa en una fuente y dejamos enfríar. Cuando esté tibia la cubrimos con papel film transparente y la dejamos reposar toda la noche en la nevera. Es importante dejarlas reposar, porque si intentáramos hacerlas ahora, se nos desharían al freírlas.



8)- Al día siguiente, con las manos humedecidas, damos forma a las croquetas y las pasamos por harina, huevo batido y la quely o pan rallado con perejil picado. Las freímos en aceite bien caliente. Las dejamos escurrir sobre papel absorbente y servimos. Las podemos acompañar con unas patatas laminadas y fritas, espolvoreadas con pimentón dulce o picante.

2 comentarios:

  1. Que ricas las croquetas,llevan trabajo pero menuda satisfación que da cuando te las comes.
    Con una ensaladita cenas de lujo.
    Besinos

    ResponderEliminar
  2. Y lo mejor de todo es la cantidad de variantes que ofrecen, como para no cansarte nunca.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar